El apoyo de InSer lo vamos a agradecer toda la vida

Carolina Ocampo

Paciente con infertilidad por obstrucción de trompas y anovulación. Tratamiento: Fertilización In Vitro

A pesar de las dificultades que tuvo que pasar para lograr un embarazo, Carolina Ocampo encontró en la perseverancia la mejor alternativa para superar la infertilidad y cumplir su anhelo de conformar una familia en compañía de los especialistas de InSer. Conoce su hermoso testimonio aquí.

Después de intentar quedar en embarazo por un año, mi esposo y yo llegamos a InSer. Allí, el médico nos recomendó hacernos unas pruebas preconcepcionales y así nos dimos cuenta que mi problema de infertilidad consistía en que mis  trompas estaban obstruidas y que no tenía ovulación.

En ese momento,  empezamos con un tratamiento de estimulación a la ovulación y, como  tuvimos un embarazo bioquímico, nos sometemos después a un tratamiento de inseminación. Después de ocho inseminaciones sólo tuvimos un embarazo fallido, y es ahí cuando nos recomiendan intentarlo mediante la fertilización In Vitro.

Cuando hicieron la primera captación de óvulos, nos dijeron que estos no eran aptos para el tratamiento, lo que fue muy duro para nosotros porque teníamos muchas esperanzas. Nos hicieron una nueva captación y en ella lograron tener 12 óvulos de los que se formaron nueve embriones. En esa oportunidad logramos un embarazo con dos embriones, se “pegó” uno,  pero en la séptima semana de gestación, el bebé murió.

En el segundo intento no hubo embarazo, pero en el tercero logramos tener a nuestras hijas.

Yo pienso que si no hubiera hecho todo lo que estuvo a mi alcance para ser madre me hubiera arrepentido después. Se trata de perseverar. El apoyo de InSer es total, en todo momento estuvieron para nosotros, el doctor no sólo se comporta como un médico sino como un amigo que te está acompañando todo el tiempo. Es un acompañamiento increíble que vamos a agradecer toda la vida.