Hoy me decidí a escribir, siempre es más fácil hablar de amor y de cosas lindas, de miedos es muy difícil hablar, pienso que soy buena para escribir, para describir lo que siento pero jamás pensé que un tema doliera y costará tanto exteriorizar, siempre leo cosas hermosas de bebés deseadisimos y de gente que pasa por lo mismo, me emociono y todas las veces me veo reflejada en el amor que esos textos narran, en situaciones que hemos vivido y cuando empiezas este Ivf te advierten de mucho pero nada se compara con lo que vives… ¿Físicamente duele?… La verdad no mucho, solo algún examen de rutina para chequear si las trompas están obstruidas pero de ahí nada que no se pueda aguantar, ¡ahhh! sin contar las sacadas de sangre y las inyecciones que creo después de 4 Ivf ya paras de contar… Digamos unas 400… ¡Sin exagerar!

Nadie te advierte de las emociones, de los sustos, de las esperanzas, de los sueños, de las preguntas ¿Será que no soy bueno para ser padre?… Frustración y de los miedos, miedos de cada resultado, de cuantos óvulos lograste en ese ciclo, de cuantos se fecundaron, de tener que tomar decisiones, miedo de cada llamada del Dr. miedo de esperar después de los procedimientos y encontrarte con otro negativo, ni hablar de la parte financiera, ese sería otro texto. Y seguir con tus brazos vacíos,  solo por mi elevadísima Fe en Dios y que le Creo Él, hemos seguido, vale aclarar que Kamel ha sido un compañero excelentísimo, al pie del cañón y la circunstancia constantemente, sin escatimar en nada, dispuesto a todo para lograr este positivo y su amor ha sobrepasado cualquier expectativa. También te duele cuando la gente en algunos casos te dice: ¿hasta cuándo? O lo piensan y no te lo dicen. Pero eso si, ellos con sus brazos llenos; aquí va la respuesta: ¡hasta que Dios nos de fuerzas y tengamos nuestros brazos llenos! Y así después 4 Ivf ( antes de los Ivf haces otros procedimientos) de montones de óvulos y de 8 embriones, salimos positivos otra vez, con el miedo de una devastadora pérdida de morochitos, hace 4 meses que me enseñaron que el amor ya para ellos era compartido y venían dispuestos a compartir a sus Papás desde chiquitos sin exclusividad y que algunas veces los milagros pueden venir en pares… Y es así como volvimos a soñar y agradecer como nunca dejamos de hacerlo y llegó finalmente este positivo porque ya estamos más cerca de tocar nuestro más valioso deseo que es tener nuestra propia familia y es así como pasan los días y todo va perfecto y no paro de orar y de pedir a Dios solo me de soplos de vida para este vientre, dándole gracias cada mañana que nos despertamos y encomendándonos, cada noche que descansamos que me entregué a estos bebés en Octubre en mis brazos. Gracias a mis Doctores que siempre como consentida que he sido, tuve la bendición que se conocieran y no fue por casualidad, fue porque Dios lo decidió así para mi. Gracias Dr. @miamifertilitydoc por ayudarme desde aquí y poner su mayor empeño en que esto se de. Gracias a mi Dr. @juanluisgiraldo1 por creer en nosotros, por hacerme creer en mí más de lo que yo misma creía, por poner su corazón en esto y por no dejarme caer, sin uds nada de esto sería posible. Gracias a las enfermeras a los embriólogos las primeras babysisters de nuestros embriones. La familia y los amigos ocupándonos.

Lo logramos otra vez después muchas citas médicas, de toneladas de oraciones, muchísima Fe, muchos días en Medellín, inyecciones, óvulos, embriones, amor, ciencia y constancia; ocurrió este milagro de vida que amamos con locura desde ya, contamos los días para llenarlos de besos.

Ahhh… También quiero decirles que todas las parejas que pasan por esto “son ejemplo” y que no se rindan, que sigan y que luchen por su bebé y que Dios es bueno para todos. (Escrito en Feb 2019) Happy Easter 2019 ¡Felices Pascuas 2019 para todos!