Criopreservación de óvulos, una avanzada técnica para cuidar tu fertilidad

Con el paso de los años, y por diversas circunstancias personales y sociales, las mujeres modernas retrasan cada vez más el momento de ser madres. Ya sea por momentos propios de la vida como no tener una pareja estable,no contar con un trabajo que les permita tener los recursos para tener un bebé o por proyectos propios donde no está contemplada la maternidad es que cada vez las mujeres deciden tener un hijo a edades cada vez más avanzadas, situación en la que es necesario tomar decisiones que eviten poner en riesgo las posibilidades de una fertilidad a mediano plazo.

Las mujeres deben tener en cuenta que, a diferencia de los hombres, su fertilidad tiene una fecha de caducidad. Se sabe que los hombres producen espermatozoides de manera constante durante toda su vida, mientras que las mujeres nacen con un número determinado de óvulos que van a desarrollar durante su edad fértil. Esto hace que para ellas sea indispensable considerar opciones como la criopreservación de óvulos, una técnica moderna en donde es posible guardar sus gametos en un laboratorio con miras a una maternidad segura en el futuro.

Pero, ¿qué es la criopreservación de óvulos?

La técnica de criopreservación de óvulos es una técnica que consiste en la extracción de los óvulos del ovario de la mujer para ser criopreservados o congelados en un laboratorio.

A través de este procedimiento, las mujeres menores de 37 años podrán congelar un número limitado de óvulos (alrededor de 20 por cada procedimiento), que luego serán fertilizados en el laboratorio y transferidos a la paciente cuando ésta decida ser madre mediante tratamientos de reproducción asistida.

El proceso comienza con la estimulación ovárica mediante medicamentos, con el fin de que la mujer produzca los óvulos suficientes para su extracción. Después de algunos análisis donde se pueden ver el tamaño y el número de los folículos producidos, se extraen los óvulos mediante una  punción de los ovarios y aspiración de los folículos bajo visión ecográfica y por vía vaginal.  Esta intervención es un procedimiento ambulatorio, requiere anestesia y observación posterior durante un periodo variable.

Ya en el laboratorio, los óvulos se preparan y se clasifican según su calidad y madurez para luego proceder a su criopreservación. El número de óvulos que pueden extraerse de la mujer dependen de su respuesta al tratamiento hormonal suministrado, por lo que no es posible predecir cuántos óvulos se podrán obtener después de la punción ovárica. Lo que sí se sabe es que del 85% de los procedimientos es posible tener una respuesta correcta de estimulación a la ovulación, por lo que es muy poco probable la ausencia de óvulos para criopreservar.

Si necesitas más información sobre este u otros tratamientos de fertilidad, dirígete a nuestras sedes de Inser en Bogotá, Medellín, Rionegro, Pereira y Cartagena. Allí, nuestros especialistas en fertilidad te guiarán sobre el tratamiento de fertilidad más adecuado para ti según tus propias condiciones de salud.

 

Grupo InSer.