Pérdidas recurrentes de embarazos

Aunque no se considera infertilidad, perder los embarazos repetitivamente genera tanta o más frustración aún.  Este diagnóstico, conocido como Pérdida Recurrente del Embarazo (PRE), se hace en parejas que han perdido 3 o más embarazos.  En estas el riesgo de una nueva pérdida se aumenta considerablemente y se deben tomar medidas para evitar que esto ocurra.  La PRE ocurre en aproximadamente el 3% de las parejas. En general estas pérdidas ocurren en la primera mitad del embarazo, antes de las 20 semanas.

La PRE se ha asociado a múltiples causas:

  1.  Genéticas. Pueden existir alteraciones en los cromosomas de los padres que no se manifiesten en las características físicas de estos, pero que los predisponen a formar embriones con alteraciones genéticas incompatibles con la vida, que se traducen en un aborto temprano.  La más frecuente de estas se conoce como translocaciones, en la cual un fragmento de un cromosoma se parte y se pega a otro cromosoma. La alteraciones genéticas de los embriones también se pueden presentar de manera espontanea en parejas que no tienen predisposición alguna. En el proceso de fecundación se requiere una unión perfecta y combinación de los genes del ovulo y del espermatozoide para permitir un adecuado desarrollo embrionario; si de manera espontanea se produce alguna alteración en este proceso, el resultado final es con frecuencia una perdida gestacional.
  2.  Uterinas. Los embriones en desarrollo temprano son relativamente exigentes con el medio en el cual se van a implantar para continuar su crecimiento y desarrollo. Si existe alguna alteración en la cavidad uterina que afecte las condiciones físicas y bioquímicas necesarias para la implantación, simplemente no se da o se da de manera deficiente dificultando el desarrollo normal de la placenta y el embarazo. Las alteraciones de la cavidad uterina pueden ser de nacimiento (malformaciones Mullerianas), como tabiques que separan la cavidad del útero en dos y úteros con dos cuerpos separados, entre otros defectos. Otras alteraciones son adquiridas, como el crecimiento de tumores uterinos llamados miomas o pólipos o las secuelas de una infeccion intrauterina, o de procedimientos quirurgicos llamadas sinequias.  La incapacidad del cuello del útero (cérvix) para contener el embarazo también puede causar pérdidas recurrentes durante el segundo trimestre del embarazo.
  3.  Inmunológicas. El sistema inmunológico, que normalmente produce proteínas conocidas como anticuerpos, que atacan y destruyen los agentes extraños al organismo como bacterias, hongos y virus, puede sufrir un desbalance y de esta manera producir anticuerpos contra los propios componentes del organismo.  En algunos casos estos componentes son estructuras conocidas como fosfolípidos, que tienen que ver con la regulación de la coagulación de la sangre.  Estos anticuerpos se conocen como anticuerpos antifosfolípidos, entre los cuales los más importantes son los anticuerpos anticardiolipina, el anticoagulante lúpico y la Beta 2 glicoproteina.  Su presencia genera un estado de hipercoagulabilidad de la sangre que causa la formación de pequeños trombos en la placenta y la pérdida recurrente del embarazo.  Esto se conoce como síndrome antifosfolípido.
  4.  Endocrinas. Algunas patologías que tienen que ver con la alteración en la producción de hormonas en el organismo, pueden generar pérdidas recurrentes del embarazo.  Las que tienen una asociación más clara son los trastornos tiroideos, la diabetes, la alteración en la secreción de prolactina y la disminución en la capacidad del ovario de producir progesterona, en lo que se conoce como deficiencia del cuerpo lúteo.
  5.  Infecciosas. Algunas infecciones, principalmente virales, pueden llevar a la pérdida aislada de un embarazo.  Sin embargo no está comprobado que ninguna de ellas genera pérdidas recurrentes de embarazo.

Para analizar esta condición, el especialista debe realizar un completo estudio que incluye exámenes como:

  1. Cariotipo: examen que permite el análisis de los cromosomas (estructuras en el núcleo de la células, en los cuales está contenido el material genético o DNA) paternos y maternos.
  2.  Examen en sangre materna para medición de hormonas y análisis de factores inmunológicos
  3. Evaluación de la cavidad uterina. El método de evaluación sera definido por el especialista de acuerdo a las particularidades de cada caso y considerando de manera individual el mejor perfil de riesgos y beneficios para la paciente.
  4. Histeroscopia: introducción de un lente al utero, por via vaginal, para visualizar la cavidad uterina en tiempo real.
  5. Histerosonografía: Inyección de líquido a la cavidad uterina, por vía vaginal, utilizándolo como medio de distensión para evaluarla mediante ultrasonido transvaginal.
  6. Histerosalpingografía inyección de líquido a la cavidad uterina, por vía vaginal, utilizándolo como medio de contraste para evaluarla mediante el uso de Rayos X.

Luego de un estudio completo en las parejas con PRE, se encuentra una causa evidente en el 50% de las parejas.  En el 50% restante no se encuentra una causa, en lo que se conoce como PRE idiopática. La mayoría de las causas mencionadas son susceptibles de manejarse con éxito, mediante distintos tipos de tratamientos como la corrección y control de trastornos hormonales, el uso de medicinas para disminuir la tendencia a formar coágulos en la sangre, la corrección quirúrgica de los trastornos uterinos, la suplementación temprana en el embarazo con progesterona exógena y/o el uso de la fertilización in vitro con el análisis genético de los embriones antes de transferirlos al útero.

En los casos de PRE idiopática, aunque no se detecte una causa, el pronóstico de estas parejas es muy bueno ya que la evidencia científica ha demostrado que hasta el 80% de ellas logran tener un bebé a término sin ser sometidas a ningún tipo de tratamiento médico.

Si requieres más información sobre este tema, comunícate con nosotros en nuestras líneas de atención.

  • Medellín: Tel. +57(4) 268 80 00
  • Bogotá: Tel. +57(1) 746 98 69 – 619 00 17 y Celular: +57 312 774 8007
  • Pereira: Tel. +57(6) 340 17 09
  • Rionegro: Tel.+57(4) 268 80 00 opción 3

O en nuestras redes sociales en Facebook e Instagram.

Estudios

Infórmate, da el primer paso
Diligencia el siguiente formulario

acepto politicas inser