El apoyo de Inser fue fundamental para formar nuestro hogar

Catalina Ferrer

Paciente con obstrucción de trompas. Tratamiento: fertilización In Vitro

Catalina Ferrer tuvo que atravesar un largo camino antes de poder cargar en brazos a sus hermosos niños. La fe fue su compañera inseparable en este proceso, de la mano de los expertos de InSer.

Nosotros llegamos a InSer y nos sometimos directamente a un tratamiento de fertilización In Vitro. En el primer intento perdí un bebé a las 10 semanas, y después del quinto intento, tuve a mis hijos.

Aunque sabíamos que era muy difícil quedar en embarazo, porque yo tenía las trompas obstruidas, nunca perdimos la esperanza. Aunque es muy difícil recibir cada resultado negativo, seguimos adelante gracias al acompañamiento médico y psicológico que te ofrecen en la clínica.

En el último intento había perdido un poco la fe, incluso ya estaba pensando en la adopción. Pero igual siempre le pedía a Dios por mis hijos, y salieron tal cual se los pedí. Mi embarazo no fue fácil porque sufrí de preeclampsia, pero el acompañamiento de todos hace que el proceso sea más llevadero. La sonrisa de las personas que trabajan en InSer te ayudan a cumplir tu sueño de tener una familia.