Banco de semen

En Inser contamos con el servicio de Banco de semen, lo que facilita el congelamiento de los espermatozoides a mediano y a largo plazo para facilitar la paternidad futura en pacientes con diversas enfermedades o dificultades en su fertilidad.

Es el procedimiento mediante el cual se procesa la muestra de líquido seminal exponiendo los espermatozoides (gametos) a muy bajas temperaturas con el fin de frenar los procesos biológicos celulares.
Estas muestras pueden ser almacenadas por largos periodos de tiempo para ser utilizadas con fines reproductivos, con el propósito de tener semen disponible para ser utilizado cuando el procedimiento lo requiera.
Los pacientes que deciden congelar semen cuando ya han iniciado o completado un tratamiento que puede interferir con la producción espermática (como puede ser laquimioterapia o la radioterapia), o se pueden encontrar diferentes situaciones respecto a la calidad del semen a la hora de la criopreservación, tales como:

  • Ausencia de espermatozoides en el eyaculado al analizar la muestra. En ese caso resultaría innecesaria la congelación.
  • Presencia de espermatozoides, que pueden o no haber sido afectados negativamente por el tratamiento recibido.
  • En caso de afectación de la muestra, y dado el posible restablecimiento de la producción espermática con el tiempo, puede ser aconsejable la realización de análisis seminales posteriores.
  • Se sugiere consultar con el médico tratante el momento oportuno para iniciar el proceso de almacenamiento de muestras, de acuerdo al tratamiento recibido con el fin de evitar efectos negativos en la descendencia.

Para mejorar la posibilidad que los espermatozoides sobrevivan al proceso de congelación, el semen es mezclado con sustancias crioprotectoras al congelarlo y es almacenado en nitrógeno líquido a –196ºC. Sin embargo, no todos los espermatozoides sobreviven a este proceso y puede ocurrir que muy pocos o ninguno sobreviva para ser utilizado posteriormente.
El tiempo que los espermatozoides permanecen criopreservados no parece afectar su viabilidad y no aumenta el riesgo de anormalidades fetales, con respecto al de una concepción natural con semen en fresco. El tiempo de almacenamiento es prorrogable de acuerdo a las necesidades de cada individuo o pareja.

El banco de semen permite congelar espermatozoides por largos períodos de tiempo. Esto se hace con el propósito de tener espermatozoides disponibles para ser utilizados después en un ciclo de inseminación reproducción asistida o para los hombres que quieran preservar su fertilidad futura antes de someterse a procedimientos que afectan su potencial reproductivo, tales como cirugías pélvicas o del sistema genitourinario (vasectomía, prostatectomía, entre otros).
Además, una persona puede recurrir al banco de semen cuando:

  • Debe someterse a tratamientos que pueden reducir o anular su capacidad reproductiva (cirugía, quimioterapia, radioterapia).
  • Dificultad en la obtención de muestra seminal destinada a tratamientos de reproducción asistida.
  • Deterioro progresivo por causa conocida o desconocida de las características de los espermatozoides.
  • Recuentos espermáticos extremadamente bajos que hagan aconsejable la acumulación de espermatozoides procedentes de diversos eyaculados.
  • Realizar pruebas de anticuerpos para HIV (SIDA), antígeno de superficie para hepatitis B, anticuerpos para hepatitis C, serología e IgG/IgM para Citomegalovirus y Chlamydia Tracomatis.
  • Diligenciar el formato de consentimiento y contrato de criopreservación, almacenamiento y custodia de espermatozoides con nuestro centro.

Congelación y almacenamiento

Infórmate, da el primer paso
Diligencia el siguiente formulario