¿Afecta el cáncer la fertilidad femenina y masculina?

Cuando se enfrenta un diagnóstico de cáncer, la incertidumbre y miedo respecto al qué pasará y cómo se podrá afrontar, son los sentimientos más comunes entre aquellos pacientes que empezarán a recorrer un camino de terapias y recuperación.

Son muchos los pensamientos que pasan por la mente en este difícil momento, sin embargo, en medio de tantas preguntas sobre los tratamientos y efectos adversos, la fertilidad o deseo de tener un hijo a futuro se convierte en un aspecto importante a considerar para quienes sueñan con ser papás después de superar el cáncer.

El tratamiento para diagnósticos de cáncer está ligado a quimioterapias o radioterapias que afectan la fertilidad masculina y femenina al exponen los órganos reproductivos a radiación o dosis muy altas de medicamentos que afectan a los óvulos/ovocitos de la mujer y los espermatozoides en el hombre.

Este tipo de terapias se centran en atacar las células de rápida división que producen los tumores del cáncer, sin embargo, el impacto de este medicamento podría afectar indirectamente las células reproductivas que trabajan en pro de la fertilidad.

La afectación que podrían causar este tipo de tratamientos en la reproducción dependerá también de la clasificación del tumor, su ubicación, la edad del paciente, las dosis de medicamentos formuladas, la exposición a radiación y la parte del cuerpo que recibe la radioterapia.  Por este motivo es importante hablar con el médico tratante sobre los riesgos de infertilidad y las posibilidades que existen para preservar los óvulos o espermatozoides antes de iniciar un tratamiento para el cáncer.

En la fertilidad masculina lo más importante es la cantidad y calidad (morfología y movilidad) de los espermatozoides que producen los testículos, puesto que éstos son los responsables de fecundar los óvulos de la mujer para lograr la formación de un embrión y así un embarazo.

Al exponer los órganos reproductores del hombre a tratamientos como la radioterapia o quimioterapia, se podría presentar una afectación en los testículos o alteraciones en la producción de espermatozoides, lo que limitaría la posibilidad de concebir.

El daño provocado por los tratamientos contra el cáncer dependerá del impacto que éstos tengan en la espermatogonia (célula madre espermática), que es la responsable de la producción de espermatozoides a través de la espermatogénesis.

El cáncer testicular, de próstata, los linfomas y la Leucemia, son algunos de los que más afectan la fertilidad masculina, sin embargo, si se desea tener un hijo a futuro, es importante consultar con un especialista en fertilidad ante cualquier diagnóstico de cáncer.

En el caso de las mujeres, los tratamientos para atacar el cáncer afectan directamente la reserva ovárica o los órganos del sistema reproductivo como el endometrio o el útero.

La infertilidad a causa de la quimioterapia o radioterapia se debe principalmente a la alta exposición de radiación en la zona pélvica de la mujer, la cual podría afectar la calidad de los óvulos y la funcionalidad de otros órganos. Adicionalmente, las altas dosis de medicamentos podrían alterar las células reproductivas femeninas, obstaculizando la liberación de óvulos en el ciclo menstrual por la disminución o agotamiento de la reserva ovárica.

Cabe resaltar que como consecuencia de la radioterapia y/o quimioterapia, y su efecto sobre los ovocitos, se puede desarrollar una menopausia precoz que conlleva a una infertilidad. Sin embargo, también es importante saber que existen opciones para proteger los ovarios antes de iniciar un tratamiento de este tipo. Es fundamental consultar con un especialista para analizar las opciones que existen en pro del cuidado del sistema reproductor.

Actualmente, el área de la reproducción asistida ofrece diferentes alternativas para preservar los óvulos o espermatozoides de aquellos pacientes que están próximos a empezar un tratamiento contra el cáncer.

Al respecto, es fundamental que la decisión de hacer uso de estas alternativas esté consensuada por el oncólogo y un especialista en fertilidad, puesto que se deben analizar todos los pros y contras de estos procedimientos.

En las mujeres:

  1. Criopreservación de óvulos y/o embriones: esta técnica, también conocida como vitrificación, consiste en extraer los óvulos sanos de la mujer para posteriormente enviarlos a un laboratorio FIV para ser tratados y almacenados en bajas temperaturas, que permitirán conservarlos hasta el momento que la mujer decida empezar la búsqueda de un embarazo.
  2. Criopreservación del tejido ovárico: este procedimiento consiste en la extracción de una parte del tejido ovárico o del ovario completo a través de una cirugía. Posteriormente se almacenará en el laboratorio para preservar su funcionamiento y así preservar la fertilidad.
  3. Tratamiento médico para proteger los ovarios: el uso de agonista de GnRH es recomendado para suspender la actividad de los ovarios y así protegerlos durante la quimioterapia. Después de superado el tratamiento contra el cáncer, se deja de inyectar y el funcionamiento de los ovarios se activa.
  4. Procedimiento quirúrgico para proteger los ovarios: este manejo se recomienda para pacientes que se someterán a radioterapia en la zona pélvica, pero no requieren de quimioterapia; consiste en una cirugía que tiene como propósito desplazar a los ovarios, dentro del mismo cuerpo, a zonas alejadas del área de radiación. Después de terminar el tratamiento, los ovarios son ubicados de nuevo en su posición natural.

En hombres:

  1. Criopreservación de semen: esta técnica permite congelar espermatozoides por largos periodos de tiempo con el fin de preservar su fertilidad. La muestra se realiza por medio de una toma de semen por eyaculado o a través de procedimientos de extracción y aspiración de espermatozoides.
  2. Protección de los testículos durante la radiación: para pacientes que requieren radioterapia en zonas cercanas a los testículos o directamente sobre ellos, se hace uso de “escudo” que protege el área; esto se denomina blindaje gonadal o preservación gonadal.

Si actualmente vives un diagnóstico de cáncer y buscas alternativas para preservar tu fertilidad, comunícate con nosotros  ¡Estamos para acompañarte y cuidarte!

Medellín: (4) 268 8000

Bogotá: (1) 746 9869

Cartagena: (5) 693 0434

Pereira:  (6) 340 1709 – 311 7706212

Manizales: (6) 8962220

 

Referencias

ESHRE Sociedad Europea de Reproducción Humana y Embriología. Información sobre la preservación de la fertilidad femenina. Versión 2020.

American Cancer Society. Cómo preservar la fertilidad en los hombres con cáncer. 2020. Disponible en: https://www.cancer.org/es/tratamiento/tratamientos-y-efectos-secundarios/efectos-secundarios-fisicos/efectos-secundarios-sobre-la-fertilidad-y-la-sexualidad/la-fertilidad-en-los-hombres-con-cancer/preservacion-de-la-fertilidad-en-los-hombres.html

American Cancer Society. Cómo el cáncer y el tratamiento del cáncer pueden afectar la fertilidad en las mujeres. 2020. Disponible en: https://www.cancer.org/es/tratamiento/tratamientos-y-efectos-secundarios/efectos-secundarios-fisicos/efectos-secundarios-sobre-la-fertilidad-y-la-sexualidad/la-fertilidad-en-las-mujeres-con-cancer/como-el-tratamiento-contra-el-cancer-puede-afectar-la-fertilidad.html