El peso corporal y la fertilidad

 

Muchas pueden ser las causas por las cuales una mujer en edad reproductiva no consigue quedar embarazada. Algunas enfermedades como los ovarios poliquísticos, los miomas uterinos o los problemas con la ovulación suelen ser tratadas por los especialistas según las condiciones de cada paciente. Pero en ocasiones, los hábitos ligados al estilo de la vida también pueden ser los causantes de que una mujer no pueda quedar embarazada cuando está en la búsqueda de un bebé.

Y es que es fundamental que una pareja se concientice de que su salud debe estar en las mejores condiciones a la hora de pensar en tener un hijo. Además de evitar hábitos dañinos como el uso del cigarrillo, el alcohol o el abuso de sustancias alucinógenas,  la pareja debe mantener un peso corporal adecuado para conseguir un embarazo y  para que este se desarrolle sin dificultades.

Cuidar el peso corporal es una base muy importante para la salud de la mujer. No sólo le brindará una mejor salud y autoestima, sino que aumentará su fertilidad de manera significativa.

La evidencia científica ha demostrado cómo la obesidad modifica el pronóstico reproductivo tanto en hombres como en mujeres. Las alteraciones que pueden presentar las mujeres con sobrepeso y obesidad en su fertilidad son: trastornos de ovulación, alteración en la calidad de los óvulos y de los embriones y la dificultad en la implantación de los embriones por modificaciones a nivel endometrial de la paciente obesa. Todas estas causas además de disminuir la opción de embarazo, aumentan las posibilidades de aborto.

La paciente obesa tiene también mayores probabilidades de sufrir complicaciones durante el periodo gestacional. Las más frecuentes son: amenaza de aborto, amenaza y parto prematuro, hipertensión, diabetes gestacional, etc. Todas estas ponen en riesgo tanto a la madre como al feto y recién nacido.

Los hombres con sobrepeso y obesidad también pueden presentar dificultades reproductivas, puesto que el exceso de peso puede dificultar la movilidad de los espermatozoides o desembocar en una posible disfunción eréctil.

Recomendaciones

Para cuidar y mantener un adecuado peso corporal con el fin de mejorar la fertilidad, te recomendamos:

  • Acude a un nutriólogo para que este te indique cuál es la dieta más conveniente para ti. Evita someterte a dietas peligrosas que pueden afectar tu salud.
  • Haz ejercicio por lo menos tres veces a la semana durante 45 minutos. De esta manera podrás perder peso y mejorar tu salud cardiovascular.
  • Si tienes un peso corporal muy bajo, también puedes presentar dificultades a la hora de quedar embarazada. Consulta a tu médico si tu peso no está en las condiciones mínimamente adecuadas.
  • Revisa tus hábitos alimenticios y reflexiona qué tipo de comidas pueden estar afectando tu peso corporal. Aunque no se debe suprimir ningún tipo de alimentos, es beneficioso reducir el consumo de carbohidratos, dulces y comidas con alto contenido calórico.

Para conocer más sobre Inser y nuestros especialistas, haz clic aquí.