Es el momento de cuidarnos físicamente

¿Sabías que la función ovulatoria en la mujer es sumamente sensible a las alteraciones del peso corporal?

La actividad física se ha considerado una costumbre saludable. No cabe duda que evitar el sedentarismo tiene beneficios de índole cardiovascular, osteomuscular, gastrointestinal y psicológico, entre otros.

Como en muchos aspectos de nuestra vida, todo extremo es vicioso. Tanto el sedentarismo, el exceso de actividad física, como el entrenamiento de alto rendimiento, pueden afectar la capacidad ovulatoria en la mujer y por ende su potencial de embarazarse.

El mejor de los mundos desde el punto de vista reproductivo, es una actividad física rutinaria y moderada. Acompañada de un peso corporal adecuado.  Esto contribuirá de manera positiva a lograr un embarazo.