La consulta de fertilidad es el primer paso para conocer tu estado de salud de cara a un nuevo embarazo

Para muchas  parejas, la llegada de un embarazo se materializa sin mayor problema con el pasar de unas pocas semanas o meses. Para otras, este sueño no parece realizarse en el corto plazo, lo que trae muchas dudas y desilusiones para los futuros padres. Y aunque la consulta de fertilidad es útil para cualquier persona que desee tener hijos en el futuro cercano, para las parejas que han intentado tener un bebé por un prolongado periodo de tiempo o que tengan antecedentes de enfermedades en sus órganos sexuales y reproductivos,  esta cita médica es fundamental.

Para muchos, la infertilidad es un tema tabú del que no debería hablarse,  pero la realidad es que según la Organización Mundial de la Salud, una de cada seis parejas puede enfrentar un diagnóstico de infertilidad a lo largo de su vida. Por eso, es necesario que la pareja converse sobre la posibilidad de acudir a un especialista lo antes posible para conocer a fondo las causas de su infertilidad y la manera de tratarlas desde el punto de vista médico.

Las personas que deben considerar asistir a una consulta de fertilidad son:

  • Parejas que lleven más de un año con actividad sexual periódica sin el uso de ningún método anticonceptivo y no han logrado un embarazo (este periodo se acorta a seis meses si la mujer es mayor de 35 años).
  • Mujeres que presenten fuertes cólicos menstruales, sangrados vaginales anormales, ciclos menstruales irregulares o que tengan antecedentes de endometriosis.
  • Mujeres con ovarios poliquisticos.
  • Mujeres con aumento del vello en su cara y cuerpo, acné o piel grasosa.
  • Mujeres con diagnóstico de síndrome adherencial o tener antecedentes de infecciones pélvicas, cirugías abdominales o apendicitis perforada.
  • Mujeres con antecedentes de miomatosis o tabiques uterinos.
  • Hombres con antecedentes de patologías de los testículos como paperas con compromiso de los testículos, varicocele, traumas testiculares, y/o atrofia testicular.
  • Hombres y mujeres que sufran alteraciones en su sexualidad como impotencia sexual o vaginismo.
  • Hombres con dificultades para la eyaculación por cirugías previas de próstata, trastornos sicológicos, malformaciones de los genitales o enfermedades neurológicas o metabólicas por la diabetes.

La consulta de fertilidad no es más que una entrevista con un médico especialista en reproducción humana que tendrá en cuenta estos factores y otros exámenes como ecografías y análisis de laboratorio especializados con el fin de conocer las posibles causas de la infertilidad en la pareja. A partir de este primer encuentro, el especialista dará un diagnóstico preciso a la pareja a partir de  los hallazgos encontrados e indicará los pasos a seguir según cada caso.

Si necesitas hablar sobre tus dudas y preocupaciones acerca de la fertilidad, consulta con un especialista de InSer en Bogotá, Pereira, Medellín o Rionegro.  La consulta a tiempo es fundamental para lograr un embarazo seguro y sin riesgos tanto para la madre como para su bebé.

 

Grupo InSer.