¡Vete de vacaciones y relaja la mente! Tomar un descanso en medio de tratamientos de fertilidad es válido

 

 

Cuando se está en medio de un tratamiento de fertilidad o se requiere realizar varios procedimientos de forma continua, en algunas oportunidades es necesario hacer un alto en el camino y despejar los pensamientos para lograr un equilibrio mental y corporal.

No está mal descansar, hace parte del proceso y te permite avanzar. Solo debes tener en cuenta las indicaciones médicas y no poner en riesgo tu tratamiento.

 

¿Cuándo puedo programar vacaciones?

Los tratamientos de fertilidad tienen tiempos específicos para su desarrollo normal. Habla con tu médico y pregúntale por los periodos que estarás en ciclo para agendarte. Lo más importante es que te programes para que no tengas que llevar medicamentos ni nada relacionado con el tratamiento.

 

¿Cuáles son los beneficios de sacar un tiempo libre en medio de tratamientos de fertilidad?

Enfrentarse a un diagnóstico o tratamiento de fertilidad puede generar estrés, frustración y sentimientos incómodos que interrumpen el diario vivir y el estilo de vida que solías llevar.

Tomar un tiempo para reencontrarte con tu ser o tu pareja, lejos de medicamentos o médicos, puede ayudarte a nivelar tus pensamientos y reencontrarte con tus propósitos.

Durante tus vacaciones procura no pensar en:

1.Inyecciones

2.Ultrasonidos

3.Medicamentos

4.Visitas al médico

5.Pruebas de embarazo

¡Es momento de descansar! Cuando te alejas y recargas energías, regresas a tu tratamiento menos agotado y con más esperanzas. Los ciclos pueden ser más efectivos si el cuerpo, la mente y el corazón descansan. 

 

¿Qué hago para liberar la mente?

Sacar vacaciones en medio de un tratamiento puede se más complejo de lo que imaginas. Sin embargo, es posible y puede ayudarte más de lo que imaginas.

  • EN PAREJA

Si te sientes cómodo con tu pareja es la oportunidad perfecta para reencontrarse y recordar el por qué iniciaron este camino y que los llevó a estar juntos.

1.Planea una cena romántica o baile: recuerda los tiempos que estaban empezando a enamorarse. Los pequeños detalles reviven el amor.

2.Evitar invitar amigos o familiares: el mejor momento para recordar todo lo vivido y soñar con el futuro es cuando se está en pareja, solos y sin nadie quien interfiera en sus momentos de interioridad.

3.Dependiendo tus gustos elige un lugar en el que puedan disfrutar de buenos planes: evitar los espacios prolongados para pensar en cosas que te ponen triste. Busca planes que te diviertan y te dispersen el pensamiento.

  • SOLO

Si prefieres un espacio para estar solo y reencontrarte contigo mismo también es válido e importante. La base para lograr el equilibrio es estar en paz y tranquilidad con tu ser interior.

1.Elige un lugar donde puedas encontrar la tranquilidad que necesitas: no te dejes influenciar por los gustos de otros. Si te gusta la playa ¡Ve!, si prefieres la montaña ¡Ve! Lo más importante es que no te quedes en los lugares que frecuentas, necesitas salir de la rutina.

2.Aprovecha el tiempo para realizar actividades que normalmente no haces: viajar solo es la oportunidad perfecta para disfrutar de tus gustos o costumbres ¡Duerme hasta tarde!, ¡Come lo que te gusta!, ¡Combina tu ropa como prefieras!, ¡Escucha música a todo volumen!

3.No te encierres y habla con nuevas personas: si vas de viaje procura no quedarte pensando en la habitación mucho tiempo. Es momento de salir a hacer otras actividades y dispersar la mente. Buscar espacios donde tengas la posibilidad de hacer múltiples planes y conocer personas con las cuales puedas integrarte y hablar de temas diferentes a la fertilidad.

 

Si estás pensando en descansar aprovecha estas festividades para conectarte con otros momentos y liberar la mente. Recuerda que encontrar la paz interior y en pareja te permitirá relajarte para hacer realidad tu sueño de tener un hijo.