fbpx

Inseminación intrauterina, una alternativa para hacer más padres felices

Uno de los tratamientos de fertilidad humana más populares alrededor del planeta es precisamente la inseminación intrauterina, más conocida como inseminación artificial, un procedimiento de baja complejidad con muy buenos resultados para las parejas que han intentado tener un bebé por mucho tiempo sin conseguirlo. Conoce más en el siguiente informe.

A la hora de hablar de los tratamientos que existen actualmente en la reproducción asistida, la inseminación intrauterina es uno de los más conocidos entre la población en general. Incluso, muchos tienden a confundirlo con otras técnicas como la fertilización In Vitro, un tratamiento que emplea  procedimientos completamente distintos para lograr un embarazo en parejas con problemas en su fertilidad.

La inseminación intrauterina es un tratamiento en el que los espermatozoides (después de ser obtenidos mediante una muestra de semen y procesados en un laboratorio) se introducen en el útero de la mujer para lograr la gestación durante su periodo de ovulación. Previamente,  el médico tratante ordena un tratamiento hormonal en la mujer para así lograr la estimulación en sus ovarios y realiza un seguimiento de su ciclo menstrual a partir de varias ecografías, para así proceder con el proceso de inseminación en el momento de su periodo fértil.

En la actualidad, existen dos clases de inseminación intrauterina:  la inseminación homóloga o IAH (que se practica con el semen del esposo o pareja) y la inseminación con semen de un donante anónimo (también conocida como IAD).

La inseminación intrauterina es recomendada en las parejas que padecen enfermedades o dificultades en su fertilidad como: eyaculación precoz, vaginismo, disfunción eréctil, alteración en el número y movilidad en los espermatozoides, problemas en el cuello del útero, endometriosis leve, infertilidad desconocida o VIH / SIDA.  

La probabilidad de embarazo por ciclo y el número de ciclos a realizar, depende del diagnóstico, la edad, la calidad de los espermatozoides y el número de folículos desarrollados.  De manera global, se sabe que la tasa de embarazo por ciclo de inseminación oscila alrededor del 15%. Respecto al número de ciclos realizados, el global de las parejas que van a conseguir gestación con Inseminación intrauterina, el 90% lo hará en sus primeros 3 ó 4 ciclos .

La inseminación intrauterina puede ser el camino correcto para lograr el embarazo que tanto anhelas. Consulta con uno de nuestros especialistas en nuestras sedes de Bogotá, Medellín, Pereira, Rionegro y Cartagena y da el primer paso que te llevará a conseguir el sueño más grande de tu vida.

Grupo InSer.

Compartir:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Contenido Relacionado

Tratamiento de fertilización in vitro: Todo lo que debes saber

El tratamiento de fertilización in vitro ofrece esperanza a parejas que enfrentan dificultades para concebir. Esta técnica de reproducción asistida busca unir óvulos y espermatozoides en el laboratorio para obtener embriones, los cuales se introducen en el útero con el objetivo de facilitar la concepción. Por lo general, se transfieren al útero entre 1 y

¡Lo Logramos!

Nuevamente conseguimos la acreditación de Global Healthcare Accreditation (GHA) for Medical Travel Services Es un reconocimiento del compromiso y excelencia de InSer para ofrecer una experiencia de viaje por motivos médicos inigualable. La dedicación de InSer a la excelencia se consolida con la acreditación de Global Healthcare Accreditation (GHA), líder mundialmente reconocido en turismo médico

Todo lo que necesitas saber sobre tratamientos de fertilidad

La información alrededor de los tratamientos de fertilidad puede ser difícil de entender, dados los tecnicismos que se utilizan al explicarla. Sin embargo, sabemos que muchas personas tienen interés por conocer, más de cerca, qué técnicas existen, en qué consisten y cuál es su tasa de éxito. Por eso hemos preparado este artículo en donde

Preservación de la Fertilidad

En un mundo donde las decisiones de vida y carrera son cada vez más diversas y complejas, la preservación de la fertilidad emerge como una opción para quienes desean mantener abiertas las puertas a la posibilidad de la maternidad o paternidad en el futuro. Ya sea por razones médicas, profesionales o personales, preservar la fertilidad