fbpx

Todo lo que necesitas saber sobre tratamientos de fertilidad

La información alrededor de los tratamientos de fertilidad puede ser difícil de entender, dados los tecnicismos que se utilizan al explicarla. Sin embargo, sabemos que muchas personas tienen interés por conocer, más de cerca, qué técnicas existen, en qué consisten y cuál es su tasa de éxito.

Por eso hemos preparado este artículo en donde te contamos, de manera concreta, las opciones que tiene una pareja con dificultades para concebir.

Tratamientos de fertilidad de baja complejidad

1.    Inducción a la ovulación:

Las mujeres con dificultades en su proceso biológico pueden recibir tratamientos para estimular la liberación de óvulos. A esta técnica se le denomina inducción ovárica,

¿Cómo funciona? Con medicación que imita ciertas hormonas femeninas se estimulan los ovarios. El médico a cargo va monitoreando el desarrollo de los folículos y las hormonas implicadas, mediante ecografías y análisis de sangre.

Al constatar que están listos, administra más medicamentos, esta vez para madurar los óvulos. Tras conseguirlo, se programa la inseminación artificial o la fertilización in vitro.

Probabilidad de éxito: El resultado positivo está condicionado por la edad de la paciente, pero, aún así, muchas mujeres muestran una respuesta satisfactoria en una proporción significativa de casos.

2.    Inseminación artificial con semen de la pareja

La baja cantidad o movilidad espermática de un hombre o los problemas cervicales que hacen difícil la penetración de los espermatozoides en la cavidad uterina hace viable este tratamiento. Con esta técnica, es posible introducir espermatozoides durante la ovulación.

Resulta viable, igualmente, cuando la causa de infertilidad es desconocida, ante la evidencia de trastornos ovulatorios o cuando no se ha producido el embarazo pese haberlo intentado en múltiples ciclos controlados.

Probabilidad de éxito: En general, la tasa de éxito por ciclo de inseminación es del 15% aproximadamente y la mayoría de las mujeres (alrededor del 90%) logran el embarazo en los primeros 3-4 ciclos, acumulando una tasa de éxito del 60%.

No obstante, la probabilidad de embarazo y el número de ciclos necesarios varían según factores, como el diagnóstico, la edad, la calidad del esperma y el número de folículos desarrollados.

3.    Inseminación artificial con semen del donante

Ante la infertilidad masculina grave o debido a la existencia de una  enfermedad genética del hombre que prefiere no transmitir a sus hijos se practica este tratamiento.

La mujer recibe en su sistema reproductor la muestra de esperma proveniente de un Banco de Semen durante la ovulación.

Probabilidad de éxito: La tasa de embarazo por ciclo de tratamiento oscila entre el 20% y el 25%, cuando no hay otros factores de infertilidad involucrados. Sin embargo, con repetición de ciclos, la tasa acumulada de embarazo puede alcanzar hasta el 70%.

Tratamientos de fertilidad de alta complejidad

1.    Donación de óvulos

La pérdida en la función de los ovarios puede inclinar la balanza hacia la donación de óvulos, con el objeto de que sean fertilizados con los espermatozoides de la pareja. De obtenerse los embriones resultantes, estos se transfieren directamente al útero de la receptora con el objetivo de que se implanten y se inicie el desarrollo de un embarazo.

Probabilidades de éxito: Es un método altamente exitoso, con tasas de embarazo que oscilan entre el 50% y el 60% por ciclo.

2.    Congelación de óvulos:

La vitrificación de óvulos, o congelación, es la técnica más elegida por las mujeres que posponen la maternidad por decisión propia o como consecuencia de la realización de tratamientos médicos (como radioterapia y quimioterapia).

Así, las mujeres menores de 37 años pueden congelar un número limitado de óvulos, determinado por su reserva ovárica, para que puedan ser fertilizados después en el laboratorio y transferidos cuando la paciente decida ser madre.

3.    Fertilización In Vitro

Con las técnicas de laboratorio se facilita la unión de los óvulos y los espermatozoides, para obtener embriones que puedan ser transferidos al útero y promover la concepción en parejas o mujeres con problemas de fertilidad.

Probabilidad de éxito: La probabilidad de lograr un embarazo mediante un ciclo de FIV supera el 45%, en mujeres menores de 35 años, aunque este porcentaje puede variar según la edad de la mujer, la duración y la causa de la infertilidad. La tasa acumulada de embarazo, después de tres ciclos de tratamiento, puede alcanzar del 70% al 80%.

4.    Inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI)

Tras la extracción de los óvulos de la mujer y su posterior transporte al laboratorio, se utiliza una reciente tecnología de microscopios avanzados y micromanipuladores para introducir un solo espermatozoide en cada óvulo.

Aquellos que resultan fertilizados se transfieren directamente al útero de la mujer para que se implanten y, de ser así, se inicie el embarazo.

Probabilidad de éxito: La tasa acumulada de embarazo después de tres ciclos de tratamiento puede superar el 70%.

5.     ICSI con espermatozoides morfológicamente seleccionados

Esta es otra técnica novedosa que posibilita la introducción de óvulos con espermatozoides que han sido escogidos según criterios rigurosos de morfología.

¿Cómo elegir el tratamiento de fertilidad adecuado?

Para elegir un tratamiento de fertilidad te recomendamos:

1- Consulta con un especialista en fertilidad

Lo primero es apoyarse en el criterio de expertos en fertilidad, que se encuentren altamente calificados. En InSer, contamos con un equipo médico especializado, para que evalúen tu historial médico completo, te realicen pruebas diagnósticas y te proporcionen información sobre las opciones de tratamiento disponibles, según tus condiciones particulares.

2- Evalúa tu diagnóstico de infertilidad:

Cuando tengas claro el por qué no es posible la concepción biológica, explora las alternativas de conformidad con tu situación y así podrás analizar cuál es el tratamiento más adecuado.

3- Considera tu edad y factores de salud:

Todos los métodos para concebir explicados se ven impactados por la edad, debido a que influye en su respuesta. Otros factores de salud, como condiciones médicas preexistentes, también inciden en la elección del tratamiento, así que no olvides considerar estas variables..

4- Explora las opciones de tratamiento disponibles:

Infórmate sobre cómo se desarrollan los tratamientos y define tus límites, porque hay opciones que contemplan métodos invasivos. Familiarizarse con todas las opciones disponibles es crucial, así como comparar sus tasas de éxito, riesgos y beneficios.

Considera tus preferencias personales:

Decidirse por un tratamiento implica tener en cuenta los valores personales, las creencias y las preferencias personales. Algunas parejas o individuos pueden inclinarse por enfoques más naturales, mientras que otros pueden estar dispuestas a explorar opciones más invasivas.

Bajo estas recomendaciones y el trabajo en alianza con un equipo médico especializado, como el que encuentras en InSer, puedes tomar decisiones informadas y dar pasos significativos hacia la realización de tu deseo de tener un hijo. ¡No dudes en contactarnos!

Compartir:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Contenido Relacionado

¡Lo Logramos!

Nuevamente conseguimos la acreditación de Global Healthcare Accreditation (GHA) for Medical Travel Services Es un reconocimiento del compromiso y excelencia de InSer para ofrecer una experiencia de viaje por motivos médicos inigualable. La dedicación de InSer a la excelencia se consolida con la acreditación de Global Healthcare Accreditation (GHA), líder mundialmente reconocido en turismo médico

Preservación de la Fertilidad

En un mundo donde las decisiones de vida y carrera son cada vez más diversas y complejas, la preservación de la fertilidad emerge como una opción para quienes desean mantener abiertas las puertas a la posibilidad de la maternidad o paternidad en el futuro. Ya sea por razones médicas, profesionales o personales, preservar la fertilidad

5 situaciones para tener en cuenta en el momento de comenzar una estimulación ovárica

La estimulación ovárica es un paso crucial en el proceso de reproducción asistida que puede tener un impacto significativo en el éxito del tratamiento. Para aquellos que están comenzando este camino, es fundamental tener en cuenta diversas situaciones para optimizar los resultados y garantizar la seguridad y el bienestar durante este proceso. Aquí presentamos cinco

5 Hábitos Saludables para Mejorar tu Fertilidad

5 Hábitos Saludables para Mejorar tu Fertilidad: El 2024 es tu año para tomar el control de tu salud reproductiva. Adoptar hábitos saludables marca la diferencia en tu camino de fertilidad. Aquí te presentamos cinco consejos respaldados por INSER. Recuerda siempre consultar con tu médico de confianza antes de realizar cualquier cambio. 1. Nutrición Consciente

Agenda tu cita