fbpx

Pérdida gestacional ¿Qué pasa con nuestro cuerpo y con las emociones?

Cuando en el camino de la búsqueda de ser padres vivimos una pérdida gestacional, el dolor físico y emocional se convierte en un sentimiento de duelo que se experimenta al perder algo con lo que siempre se soñó y que se logró tener por poco tiempo. 

La pregunta ¿qué pasó?, es una de las más frecuentes entre aquellas parejas que no logran llevar su embarazo a término; buscar una razón que explique ese momento de dolor, es quizás la manera que muchos encuentran para enfrentar la situación y vivir el proceso de la mejor manera.

Comprender desde el diagnóstico médico qué llevó a la pérdida es fundamental, sin embargo, ir más allá y vivir el proceso desde el acompañamiento emocional, puede ser de gran ayuda para sobrepasar el duelo y entender cuándo es el mejor momento para volverlo a intentar.

Entendiendo la importancia que tiene, tanto el componente médico como emocional, te compartimos algunas preguntas/respuestas que te pueden ayudar a comprender cuándo se da y cómo se vive la pérdida gestacional:

Se considera pérdida gestacional cuando un embarazo no logra llegar a término y se presenta un aborto espontáneo durante la etapa de gestación (si bien puede ser en cualquier momento de la gestación,  antes de la semana 20 puede ser más alta la probabilidad de que ocurra)

Existen múltiples causas que pueden llevar a este suceso, sin embargo, es importante prestar atención cuando se presentan 2 o más pérdidas consecutivas con la misma pareja. Este diagnóstico es conocido como “PÉRDIDA RECURRENTE” y debe ser acompañado por un especialista en fertilidad.

¿Por qué se presenta la pérdida gestacional recurrente?

Hay gran variedad de posibilidades diagnósticas que podrían dar respuesta a esta situación, por esto es importante siempre realizar un análisis integral de la pareja para identificar el motivo por el cual se presentan las pérdidas. Algunas razones podrían ser: 

  • Genéticas: alteración en los cromosomas de los padres, que predisponen la formación del embrión, llevando a una pérdida o aborto. 
  • Anatómicas: cuando el útero tiene alteraciones congénitas o adquiridas que no permiten que el embrión se implante y desarrolle en él.
  • Hormonales/endocrinas: pacientes con diagnósticos de tiroides, diabetes, prolactina elevada, entre otras condiciones que afectan la fertilidad. La alteración en la producción de hormonas puede generar pérdidas de embarazo.
  • Problemas de coagulación: imposibilidad de brindar al bebé, a través del cordón umbilical, la sangre necesaria para su formación.
  • Factor masculino: alteración en el ADN del hombre. Se generan alteraciones en la información que se transmite al embrión y no se da la formación correcta del embarazo.   

¿Cuánto se debe esperar para buscar un nuevo embarazo?

Se recomienda esperar aproximadamente 2 o 3 meses si es la primera pérdida y el embarazo no supero la semana 12 o 13.  Esta sugerencia debe ser tomada con el médico de cabecera, teniendo en cuenta el diagnóstico del paciente.

Si se presentan 2 o más pérdidas consecutivas es importarte suspender la búsqueda y consultar con un especialista en fertilidad para encontrar la razón del diagnóstico y buscar una solución.

Cuando se vive una perdida gestacional, sobre todo en parejas que están en tratamientos de fertilidad, se recomienda desde el componente emocional vivir un proceso de duelo que permita tramitar el dolor, la tristeza y la despedida.

No existe una forma única o ideal de vivir el duelo gestacional, cada persona lo hace según su experiencia y sentimiento. Sin embargo, el permitirse sentir, es el primer paso para avanzar y aceptar.

¿Cómo afrontar un duelo gestacional?

Lo primero es entender que el duelo es un proceso emocional que se presenta cuando se genera una pérdida. En el caso de un embarazo, la pérdida de un bebé no nacido, pero si anhelado y soñado.

Aunque para muchas personas es difícil expresar este dolor, es importante permitirse vivir el proceso, aceptarlo y transformarlo.

No para todos el sentimiento o duelo será igual. Cada persona deberá vivir su pérdida según sus emociones, sentimientos y personalidad; lo importante es entender que es un momento difícil que hay que sobrellevar, y si es necesario, se debe buscar acompañamiento emocional para afrontarlo y continuar.

¿Cuáles son los sentimientos más comunes en medio de pérdidas gestacionales?

  • Culpa: buscar responsables o responsabilizarse a si mismo es de las acciones más comunes, sin embargo, en medio de este proceso es importante entender que las pérdidas se presentan por factores ajenos a la voluntad de alguien. Intentar entender las causas es importante en el proceso del duelo,  pero también soltar, vivir, aceptar lo acontecido es fundamental.
  • Remordimiento: sentir que se hizo algo que no se debía, genera un sentimiento de culpa que, aunque puede no corresponder a la realidad, es importante observarlo, acogerlo para luego transformarlo conectándonos con aquello valioso que nos dejó la experiencia de haber gestado el tiempo que lo hicimos.
  • Soledad: aunque las pérdidas gestacionales son más comunes de lo que se cree, las personas que viven este proceso se sienten solas y con temor a hablar del tema. Se deben buscar grupos de apoyo que ayuden a vivir el duelo de la mejor manera y con acompañamiento.
  • Tristeza: es un sentimiento innato del ser humano ante una pérdida o despedida. Está muy bien sentirlo, para luego darle la bienvenida a nuevos sentimientos de bienestar. Es importante entender que sentimientos contradictorios puede coexistir y también es normal en este proceso.

¿Cómo afrontar el duelo gestacional?

No existe una única forma de afrontar el duelo gestacional, cada persona deberá vivir esta experiencia de forma única e individual. Te compartimos algunas recomendaciones que te ayudarán a sobrellevar esta despedida para continuar de la mejor manera:

  • Busca redes de apoyo para entender que no eres el único.
  • Permítete vivir el proceso para aceptarlo y transformarlo.
  • Si lo sientes necesario has rituales que te permitan darle un lugar a tu experiencia y que posibiliten la despedida tan fundamental en el duelo.
  • Valora el tiempo que se disfrutaste la gestación. Fue una experiencia única que quedará por siempre en tu corazón.
  • Respeta el duelo del otro. No todos vivimos el proceso de la misma manera.
  • Busca acompañamiento emocional. Te ayudará a transitar la experiencia, elaborar el duelo, entender el momento adecuado para continuar en la búsqueda de maternidad y paternidad, si ese es el deseo.  

¿Las emociones pueden llevar a una pérdida gestacional?

No existe evidencia que demuestre que la parte emocional es un factor directo que lleve a una pérdida gestacional, sin embargo, algunas conductas adquiridas por aspectos psicológicos o emocionales pueden llevar a comportamientos que alteran la fertilidad. Por ejemplo, el consumo de nicotina o alcohol a causa de la ansiedad, la falta de sueño o descanso por el sentimiento de preocupación o estrés, entre otras.  

No hay que olvidar que el cuerpo, la mente y la emociones son un todo integral, lo que acontece en un lado puedo llegar a afectar o alterar el otro. Lo importante es cuidar en igual medida de todas estas áreas de nuestra vida.

Recuerda que en nuestras clínicas INSER brindamos acompañamiento emocional en cada etapa del proceso. Si estás viviendo una pérdida gestional, comunícate con nosotros y solicita su consulta.

  • Medellín: Tel. +57(604) 268 80 00
  • Bogotá: Tel. +57(601) 746 98 69
  • Pereira: Tel. +57(606) 340 17 09
  • Cartagena: Tel.+57(605) 693 0434

Compartir:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Contenido Relacionado

Políticas de tratamiento de datos personales

Nuestras Sedes

Medellín

Tel. +57(604) 268 8000 Calle 12 No. 39-60 Sector El Poblado.

Bogotá​

Tel. +57(601) 746 9869 Calle 124 No. 7-38, piso 7. Unidad de Especialistas Santa Fe Real.

Cartagena

Tel. +57(605) 693 0434 Calle 6a No. 3-17 Edificio Jasban, consultorio 401.

Pereira

Tel. +57(606) 340 1709 Calle 10 No. 15-48, piso 2. Cat Médica, Barrio Los Alpes

Acreditaciones:

Somos parte del Cluster de Servicios:

2020© inSer – Instituto de Fertilidad Humana