Acompañamiento psicológico

Cuando una pareja se enfrenta a un diagnóstico de infertilidad, su vida como la conocía hasta ese momento cambia, así como sus planes, se da cuenta que pierde el control de algo que consideraba natural y fácil de alcanzar y comienza a recorrer un camino no siempre sencillo en su objetivo de ser padres.

Conscientes de esta realidad, Inser brinda a sus pacientes acompañamiento emocional, con el ánimo de que superen sus miedos, ansiedades y otros problemas que pueden obstaculizar el camino para lograr un embarazo y de esta forma hacer más llevadero e incluso convertir esta difícil prueba en una oportunidad para alcanzar el crecimiento personal y el fortalecimiento de la pareja.

En Inser reconocemos que lo que afecta el cuerpo afecta la mente, por eso buscamos asegurar una atención integral, que involucra el trabajo profesional de un grupo de psicólogas que propenden por la estabilidad emocional de cada paciente.

La infertilidad a nivel psicológico se comporta como una crisis vital que trae desajustes tanto para hombres como para mujeres, y si se presenta ansiedad, tristeza, miedo y otras emociones, que repercuten negativamente en el tratamiento de fertilidad.

En general, desde el departamento de psicología se hace una medición acertada de las emociones de la pareja,  se observa que ambos estén manejando este tema correctamente  y si les permite funcionar como individuos o definitivamente no. Para ello, se analiza si se presenta crisis en el sueño o en el apetito,  si hay bajo rendimiento laboral, si se deterioran las relaciones personales,  si en la pareja se pierde el vínculo, el disfrute en su sexualidad, etc.

Después de la valoración física por parte del médico tratante,  se determina si la pareja necesita un mayor o menor acompañamiento psicológico. Si el tratamiento es de alta complejidad, hay un  acompañamiento psicológico más frecuente, en donde se prepara a la pareja para vivir  la experiencia del tratamiento de manera positiva. Si el tratamiento es de baja  o media complejidad, también se hace un acompañamiento psicológico dependiendo de la necesidad del médico tratante.

Toda persona que consulta en Inser tiene derecho al acompañamiento psicológico de la mano de su tratamiento de fertilidad con miras a la fertilidad exitosa. Cada sede de Inser en Colombia tiene los mismos protocolos de atención, para que cada pareja reciba una terapia psicológica con calidad y pertinencia.

Inicialmente, en Inser recomendamos el acompañamiento psicológico para todas las parejas, pues sabemos que la infertilidad es una crisis vital para quien la experimenta, similar a padecer una enfermedad crónica.  Por eso, es necesario definir caminos, soltar el control y armar un plan estratégico para vivir el proceso de manera saludable. La infertilidad produce un desajuste personal y por eso la pareja debe pensar en alternativas y recurrir a sus propias capacidades para adaptarse al proceso. Nosotros trabajamos en el bienestar y calidad de vida de la pareja,  manejando sus periodos de crisis, organizando sus mentes, realizando un mejor manejo duelo.

De manera individual, un paciente conoce cómo emplear herramientas de regulación emocional para encontrar su punto de equilibrio por medio de técnicas de  respiración, relajación y visualización y así poder entrar en contacto con sus emociones. También se enseña cómo modificar la conducta para cambiar pensamientos,  cómo  mejorar sus habilidades sociales, cómo diseñar nuevas rutas para afrontar los problemas, cómo articular el proyecto vida individual como proyecto en pareja, entre otros procesos.

En esta terapia se hace un trabajo para mejorar la comunicación eficaz,  pues generalmente el hombre enfrenta el problema de infertilidad de manera racional y la mujer de manera emocional. También, se trabaja por mejorar las relaciones sexuales en la pareja, pues ante un tratamiento de fertilidad se pierde la espontaneidad en las mismas causando problemas muy comunes en la pareja.

Nosotros aplicamos un cuestionario para personas y parejas que experimentan dificultades en su fertilidad y ese cuestionario nos proporciona un rango. Si ese rango está por encima de un valor predeterminado, se realiza un diagnóstico diferencial de ansiedad, depresión u otras enfermedades psiquiátricas.  En Inser trabajamos con psicólogos y psiquiatras externos  para abordar integralmente el problema y así mejorar la capacidad de respuesta del paciente ante el tratamiento de fertilidad que debe atravesar. De esta manera, desde el departamento de psicología hacemos alianzas con otros expertos para realizar los ajustes pertinentes y orientar el paciente.

Además del acompañamiento psicológico,  en Inser se brinda un espacio para que las parejas que afrontan una condición de infertilidad conozcan casos similares y conversen con otras personas sobre el proceso que están llevando para conseguir su embarazo. Por eso,  cada mes se hacen talleres psicoeducativos y grupos de apoyo llamados Cultivando el ser,  a los que los pacientes y no pacientes de Inser pueden acudir de manera gratuita.

El grupo de apoyo Cultivando el Ser se define como un espacio seguro para intercambiar experiencias con otros que experimentan situaciones de vida similares, donde los participantes podrán compartir experiencias, reflexionar sobre las propias vivencias y repotenciar el ser durante la búsqueda del embarazo, pretendiendo así, transformar la adversidad en una oportunidad de aprendizaje desde el optimismo y la esperanza.