Gracias a Inser logramos el sueño de tener una familia

Juliana Jiménez  

Paciente con endometriosis – Tratamiento: Fertilización In Vitro

Aunque ya sabía que padecía una enfermedad que le dificultaba ser madre, Juliana Jiménez no se rindió y se sometió a un tratamiento de fertilidad del que resultó el sueño más hermoso de su vida: su hija Emiliana.

Nosotros empezamos todo nuestro proceso de fertilidad cuando nos dimos cuenta que no podíamos quedar embarazados, entonces un familiar nos recomendó la clínica InSer.  Aunque yo sabía que tenía una endometriosis avanzada, fue muy duro saberlo directamente por parte del médico, pero él nos dio esperanzas para seguir con nuestro mayor sueño. Duramos ocho meses en el proceso, al inicio no sucedía el resultado que esperábamos, pero tampoco era negativo. Por eso nos sometimos a una Fertilización In Vitro y en el segundo intento lo logramos.

Nosotros nos sentimos afortunados, porque en el tratamiento sólo pudieron captar cinco óvulos de los que sacaron cuatro, fecundaron tres, funcionaron dos  y “pegó” uno, muy pocos comparados a los que se logran captar en un ciclo normal.

Estamos muy agradecidos, porque aunque había una escasez de óvulos muy grande, logramos quedar embarazados. Cuando la prueba salió positiva, no lo podíamos creer, estábamos felices y disfrutamos mucho cada paso, cada ecografía, fue un resultado muy exitoso a pesar de mi enfermedad.

A mí me encanta InSer pues todo su personal nos invita a no perder la fe. Todos nos trataron súper bien, fueron muy afectuosos y muy claros con todos los pasos del proceso.  Tenemos mucho aprecio por el personal de la clínica porque gracias a Inser logramos el sueño de tener a nuestra Emiliana.