Programa apoyando sueños

Responsabilidad Social

Construir una familia después del cáncer: un propósito fundamental para Inser

Cuando a una persona se le diagnostica un cáncer, su mundo se derrumba. No hay posibilidades de ver más allá, sus oportunidades se cierran y sus esfuerzos se centran en cómo luchar contra esa terrible enfermedad.

La buena noticia para estos pacientes es que, gracias a los avances de la ciencia, cada día es más posible derrotar al cáncer.  Por eso, es necesario que el paciente piense más allá de su diagnóstico y decida si, después de terminar con sus tratamientos de quimioterapias o radioterapias, desea o no tener un bebé.

A este tipo de personas es a las que Inser ha decidido apoyar desde el año 2017, cuando su objetivo de ayudar a los pacientes con cáncer se convirtió en su programa de responsabilidad social y empresarial, un acompañamiento sumamente exitoso que le ha dado esperanza a más de 30 pacientes con esta enfermedad en todo el país.

Hace algunos años, conservar los óvulos y el semen era muy difícil, pues la criopreservación de células se hacía con hielo y, cuando se procedía a hacer la descongelación de las mismas, estas ya no tenían una buena sobrevida y por eso, los resultados posteriores dentro de un proceso de fertilización asistida no eran los mejores.  Esto cambió cuando se dio paso a la vitrificación de gametos en el año 2013, momento en el que se reemplazó el hielo por el vidrio para congelar estas células, logrando mejores resultados en la preservación y la fertilización de células a mediano y  a largo plazo.

Posibilitando sueños

Cuando una persona es diagnosticada con cáncer, es posible que tengan que retirarle sus ovarios, testículos u otros órganos fundamentales de su aparato reproductor, o que sus óvulos o espermatozoides mueran durante estos tratamientos. Por eso, la idea es que cuando una persona reciba un diagnóstico de cáncer, acuda a un especialista de Inser lo antes posible para lograr la captación de los óvulos y la recolección del semen antes del inicio del tratamiento contra el cáncer, pues después de comenzar las quimioterapias o radioterapias, es difícil lograr una buena captación de células debido a las consecuencias adversas que tienen estos procedimientos sobre el cuerpo humano, especialmente con la producción y conservación de las células reproductoras.

Después de superado el cáncer, el paciente se puede someter a una inseminación o a una fertilización In Vitro. En estos casos, es recomendable seguir los consejos del médico tratante y conocer cuáles son las opciones que él identifica de cara a una paternidad o maternidad en el futuro cercano, pues cada paciente es diferente y sus posibilidades varían según algunas condiciones y variantes que sólo el especialista puede considerar.

El programa de responsabilidad de Inser se enfoca en preservar la fertilidad de esas personas que están pasando por ese duro momento de sus vidas. Estos pacientes tendrán un tratamiento a costo, lo que hace que estos procedimientos de captación y almacenamiento sean bastante favorables y esperanzadores para ellos.

Te invitamos a conocer más sobre este tema consultando con uno de nuestros expertos en fertilidad humana en Medellín, Bogotá, Pereira, Rionegro y Cartagena y te informes sobre las alternativas que Inser tiene para ti o para algún ser querido que esté pasando por esta penosa situación.