Donación de óvulos: Un regalo de amor

Cualquier mujer menor de 31 años puede ser candidata a donar sus óvulos y de esta manera, ayudar a una pareja con dificultades reproductivas a cumplir el sueño de ser padres. En el siguiente artículo, conocerás cómo se desarrolla este proceso que puede cambiar para siempre tu vida y la de otras personas.

La donación de óvulos (ovocitos) es un proceso voluntario, altruista, formal, confidencial y anónimo  en el que se obtienen ovocitos a partir de una estimulación y posterior punción ovárica para que puedan ser utilizados por mujeres que lo necesiten en tratamientos reproductivos. Se genera para permitir el tratamiento de parejas con problemas reproductivos o riesgo de transmisión de algún defecto genético.

Para que una mujer aplique como donante de óvulos  debe contar con las siguientes características:

  • Ser mayor de edad y menor de 31 años.
  • Ser mamá, aunque no es necesario si se goza de buena salud.

No tener antecedentes familiares para enfermedades transmisibles, genéticas o infecciosas.

Cuando la mujer donante se presenta en alguna de las sedes de Inser, se remiten a cita con un psicólogo especializado y con un genetista,  para luego realizarle una serie de exámenes en sangre y estudios genéticos con el fin de detectar posibles anomalías en su estado de  salud. Cuando la mujer ha pasado todos estos filtros,  se realiza el  proceso de estimulación y captación de óvulos. Por recomendación de la Sociedad Interamericana de Reproducción Humana,  una mujer donante puede donar sus óvulos en máximo 10 ciclos para evitar la consanguinidad inadvertida.

El proceso de evaluación con los especialistas dura alrededor de dos meses. Ya una vez estimulada y dependiendo de su ciclo menstrual, el proceso de captación de óvulos  dura entre 12 y 14 días.

Si se tiene en lista una pareja receptora compatible con la donante, se hace el proceso de donación en simultánea (donde se sincroniza la donante y la mujer receptora). De esta manera,  se prepara a la donante ocho días antes del procedimiento y cuando la donante esté estimulada, se transfieren los óvulos a la mujer receptora diez días después de la captación de óvulos preparada de manera natural o con hormonas.

  1. Estimulación Ovárica

 El primer proceso dentro de la donación de los óvulos consiste en aumentar en cantidad la generación de óvulos maduros. Este proceso se logra con la utilización de varios medicamentos orales y/o inyectables para estimular en forma controlada los folículos del ovario.  Estos medicamentos se han usado por mucho tiempo y son seguros, sin embargo, pueden presentarse reacciones secundarias con su uso como náuseas, oleadas de calor, dolor de cabeza o visión de luces y reacciones alérgicas. En raras ocasiones pueden presentarse complicaciones como quistes de ovario, dolor abdominal, retención de líquidos en el abdomen y los pulmones, problemas de coagulación (trombosis), y shock como consecuencia de una estimulación severa de los ovarios.

Estas complicaciones pueden evitarse con un control adecuado y periódico de la respuesta de los ovarios a los medicamentos mediante la evaluación ecográfica  de los ovarios y exámenes en sangre. Para este fin,  se cita a la donante varias veces durante el proceso de la estimulación ovárica y de encontrarse alguna complicación podrá ser necesario modificar o aún cancelar el proceso de la donación de los óvulos.  Hoy en día el síndrome de hiperestimulación severa es prevenible mediante modificación en los fármacos utilizados para obtener óvulos maduros.

Las punciones en piel para la realización de exámenes de sangre o para aplicar medicamentos pueden asociarse a dolor, sangrado o infección en el sitio de la punción y excepcionalmente comprometer fibras nerviosas.

2. Recolección de óvulos (captación ovocitaria): La recolección de los óvulos es un procedimiento ambulatorio que se realiza bajo sedación profunda con el objetivo de aspirarlos antes de que se produzca su ovulación; mediante punción vaginal con una aguja dirigida por ecografía transvaginal. Una vez se identifican los folículos (pequeños quistes ováricos donde se encuentran los óvulos) se punciona y aspira el contenido de  cada uno de ellos. Después del procedimiento puede quedar una sensación de malestar abdominal bajo. Rara vez se presentan complicaciones durante el proceso de captación derivadas de la anestesia, o secundarias al procedimiento en sí, tales como sangrado,  infecciones o lesiones a los intestinos u otros órganos pélvicos que excepcionalmente pueden necesitar una intervención quirúrgica adicional.  El riesgo de estas complicaciones es mayor si se ha tenido una cirugía pélvica, problemas de coagulación y/o infección pélvica previa.

La donante es usualmente dada de alta por el médico tratante unas horas después de la captación, con tratamiento para el dolor, antibióticos y debe asistir a una cita de revisión dentro de los ocho días siguientes.

En Colombia es ilegal vender o comprar órganos, por lo tanto, la donación tiene que ser anónima y  voluntaria. Pero, como el proceso deben ser muy extenso y estricto en cuanto a la  detección de enfermedades genéticas e infecciones importantes, y como la donante debe pasar por un proceso doloroso que además genera una incapacidad médica, se le reembolsa posteriormente el dinero que gastó durante el proceso.

Muchas mujeres decidieron que no quieren tener hijos pero piensan que otras mujeres deberían tener la oportunidad de tenerlos.  Otras se ligaron las trompas después de ser mamás muy jóvenes y después de algunos años quieren donar sus óvulos en vida. Otras creen en el proceso de donar como un hecho que puede cambiar muchas vidas. Lo importante es que, si tomaron la decisión, se acerquen a las sedes de Inser para evaluar si son mujeres aptas para continuar con este proceso.

Si quieres ser donante o deseas mayor información escríbenos a este correo [email protected]