Infertilidad secundaria

Es cuando una mujer desea un segundo embarazo, pero luego de intentarlo por un año, no  lo consigue. Esto aplica para familias que ya tienen un bebé creciendo y desarrollándose sin problemas o para familias que aunque ya tuvieron un embarazo y no lo lograron llevar hasta el final por alguna razón. También aplica para mujeres que desean un segundo embarazo, y el embarazo que tuvieron es producto de otra unión sentimental. Esto es muy importante porque significa que la infertilidad secundaria también puede ser por causa masculina, no es un diagnóstico exclusivo de la mujer.

Los síntomas son los mismos que la infertilidad primaria, sobre todo relacionados con la frustración repetitiva de esperar cada mes una prueba de embarazo positiva pero no llega, o en las parejas que ya han intentado quedar en embarazo por un año sin ningún tipo de protección y no lo han logrado.

Las mujeres y parejas que ya tuvieron un bebé y tienen algún antecedente importante luego del nacimiento de su hijo. Esto incluye complicaciones durante el parto como hemorragia obstétrica, complicaciones quirúrgicas de una cesárea como infecciones o necesidad de hospitalización prolongada luego del nacimiento del anterior bebé. También se puede dar en  mujeres que tuvieron alguna pérdida gestacional y se complicaron con infecciones o no recibieron una atención adecuada durante ese proceso. El solo hecho de haber tenido un bebe por cesárea aumenta el riesgo de infertilidad secundaria con respecto a las mujeres que tuvieron un parto natural.

Están también las parejas en las que el hombre ha tenido traumas o accidentes con compromiso genital, o en las que alguno de los dos está expuesto a factores de riesgo ambientales que pudieran deteriorar su capacidad fértil. También, se puede dar en parejas que tuvieron problemas para lograr un primer embarazo o lo lograron después de mucho tiempo de estar intentándolo. Es posible que estas parejas tengan un problema de fertilidad de base que requiera una atención cuidadosa para optimizar todos los factores implicados y puedan realizar el sueño de un segundo embarazo.

Lo primero a tener en cuenta en que si una pareja ya tiene un bebé creciendo en casa sin problemas, generalmente hay un buen pronóstico frente a cualquier problema que hayan podido desarrollar luego de su nacimiento. Si ya llevan un tiempo intentando un nuevo embarazo, es necesario que el médico especialista haga una entrevista cuidadosa y detallada para indagar sobre todos los factores de riesgo posibles para desarrollar infertilidad secundaria. De acuerdo a esto, el médico solicitará una serie de exámenes para evaluar objetivamente las causas y proponer una estrategia que lo solucione. Esto puede incluir exámenes hormonales para evaluar la función ovárica y de otros sistemas endocrinos, pruebas de imágenes para evaluar la permeabilidad de las trompas de falopio y la cavidad uterina y un espermograma para descartar alteraciones nuevas en la función espermática.

Los avances tecnológicos actuales nos permiten ofrecer tratamientos altamente efectivos para la gran mayoría de los problemas de fertilidad encontrados. Lo importante en este tema es que si una mujer o una pareja ya tienen fertilidad probada con un bebé creciendo en casa y ahora tiene una infertilidad secundaria, probablemente tienen mejor pronóstico y puedan lograr en el corto plazo el sueño de ser padres por segunda vez.

Si requieres más información sobre este tema, comunícate con nosotros en nuestras líneas de atención.

  • Medellín: Tel. +57(4) 268 80 00
  • Bogotá: Tel. +57(1) 746 98 69 – 619 00 17 y Celular: +57 312 774 8007
  • Pereira: Tel. +57(6) 340 17 09
  • Rionegro: Tel.+57(4) 268 80 00 opción 3

O en nuestras redes sociales en Facebook e Instagram.

Estudios

Infórmate, da el primer paso
Diligencia el siguiente formulario

acepto politicas inser